Hacer el amor en lugares públicos

3 posturas para tener sexo en un lugar público

Puedes sentirte caliente en cualquier momento aún más si estas con esa persona que su solo olor te hace querer entrar en acción y justo en ese momento te puede venir en mente una fantasía erótica que no quiere esperar, y tiene que ser ¡ya! bueno tener sexo en un lugar público no es una locura, de hecho es un manera de mantener la adrenalina en la relación y divertirse juntos.

El miedo, el suspenso y la sensación de hacerlo en un lugar no convencional puede volverse tan adictivo que los convertirá en los perfectos cómplices, es una manera de vivir la sexualidad y el propósito es tratar de no ser descubiertos eso hará de este juego un verdadero reto.

Tener relaciones íntimas en lugares concurridos y al acceso del publico es una fantasía muy usual y que muchos la convierten en realidad. La excitación aumenta rápidamente, tan así como cuando practica algún deporte extremo o te vuelves a sentir el adolescente que teme ser descubierto. En ese momento tan espontaneo y excitante la imaginación puede ponerse a volar y al excitar ese órgano tan principal como es la mente, estarás viviendo experiencias que seguro no sabías que ibas a realizar en algún momento, es ese morbo que te lleva a cumplir tus fantasías y vivir tu sexualidad plenamente, es uno de los beneficios de tener sexo en lugares públicos.

Puedes tocar a tu pareja debajo de la mesa es una muestra de deseo en un lugar público que te permite dar el primer paso, hazle saber que es lo que deseas hacer y donde y exploren las posibilidades, es recomendable tratar de no deshacerse de toda la ropa por si les toca salir corriendo en pleno juego.

Tener sexo en lugares públicos se ha combinado con otras practicas que tiene como nombre dogging y cruising donde los encuentros son con desconocidos el primero entre heterosexuales y el segundo termino entre personas del mismo sexo la diferencia aparte de lo extremo es que se pautan una serie de reglas a seguir pero el escenario para realizarlo es en lugares públicos apartados o elegidos entre ambos.  Es una manera de vivir la sexualidad arriesgada y por eso es más que recomendable el uso del preservativo y considerar detalladamente cada peligro antes de tomar esa decisión.

7 pasos para tener sexo en un baño público

Es un riesgo muy excitante que te lleva a sentir pasión desenfrenada donde uno de los premios debe ser salirte con la tuya sin dejar de disfrutar por que cada minuto que que puedan gozar ya es un logro, trata de no hacer ruido, elegir lugares con poca luz preferiblemente de noche y eviten ponerse en riesgo, observe primero su alrededor como un águila que mira a su presa y que lo hace con detalle y sin perder el foco para luego perderse en el momento, en un intenso rapidín.

Ser pillado en el ascensor, piscina, en la playa o en lugar favorito es algo extremo y que puede pasar, es bueno tratar que no suceda porque el tema legal, ten en cuenta las leyes que rigen esa situación en tu país para que esa aventura no se convierta en algo que lamentar. Puedes explorar esas sensaciones al aire libre o justo en tu coche, ir haciéndolo poco a poco, hay que ser aventureros sin dejar de ser astutos y discretos.

Si lo deseas, puedes dejar un comentario

Asistir es fácil

Necesitas una tienda online

Tenemos la solución a tu medida Sigue el enlace de la imagen