El cuerpo está lleno de partes muy sensibles y erógenas capaces de hacerte sentir experiencias sexuales muy placenteras e incluso irresistibles porque no todo viene de los genitales entonces que encantará saber que el principal órgano sexual es nuestro cerebro y si ya lo sabías ¿ de verdad le sacas provecho?

Por qué el cerebro es el órgano sexual más importante

Sentir ese impulso sexual con alguien es realmente excitante, ver a un chico o chica que despierte el morbo en ti solo con observar toda su anatomía es una manera de poner la mente a volar. Supongamos que estamos tranquilos un día normal de paseo en el parque o en alguna tienda y se te cruce alguien que despierte tu deseo sexual así como si nada y sin ningún esfuerzo de esa persona para hacerlo es el producto de tu sexualidad que viene de tu mente, puede sentirte un poco pervertidos por ya te imaginas en pleno acto íntimo, jugoso y fogoso pero no te preocupes, esa fantasía que surge de un estímulo visual y que compañas con tu mente es una manera muy espontánea y natural de vivir tu sexualidad. Hacerlo tiene muchos beneficios y esto no quiere decir que pienses llevarlo a la realidad solo disfrutar del momento.

El cerebro controla nuestras emociones es el centro de mando que libera las hormonas que tanto placer nos hacen sentir, ese baile sexual que fluye por cada espacio del cuerpo tiene su origen allí en nuestro cerebro responsable de nuestro disfrute sexual. Ese órgano sexual puede hacernos sentir emociones eróticas muy placenteras al masturbarnos y durante el sexo, olvidar todo lo malo y solo quedarnos en ese momento tan especial, es por estas hormonas y nuestro bienestar que el sexo puede ser tan adictivo se libera  dopamina, feniletilamina, oxitocina.  El deseo sexual proviene del hipotálamo, y si logras excitarte por medio de tu cerebro esto beneficiará toda tu vida sexual, el sexo no solo es contacto físico.

Al ser conscientes de nuestra sexualidad desarrollamos  la importante inteligencia sexual esa que nos permiten vivir real placer ese que proviene de nuestro cuerpo y de nuestras relaciones de pareja, si sabes con certeza que estimula tu mente y que origina la excitación esto te libera de los miedos o tabúes sobre el sexo, además de permitirte controlar tus impulsos y saber con más certeza que es lo que disfrutas.

Tener un buen uso de la educación sexual hace que los complejos desaparezcan y fantasear es una gran manera de reconocer que anhelamos o que despierta nuestros más calientes impulsos sexuales. Es natural y no te hace daño, estimular el principal órgano sexual hace que el sexo sea más enriquecedor  porque puedes liberar todo ese conocimiento justo en el momento donde más lo requieres y así ambos gozarán de gran dosis de placer.

Si lo deseas, puedes dejar un comentario

Asistir es fácil

Necesitas una tienda online

Tenemos la solución a tu medida Sigue el enlace de la imagen