Viajar un poco con la mente

Las fantasías sexuales son algo tan propio que el límite lo pones tú. La imaginación nos hace volar mentalmente justo a ese lugar donde nos gustaría estar y lo hace posible. No solo seremos Alicia en el país de las Maravillas porque en nuestras fantasías podemos controlar cada situación si suceden de forma intencionada, la otra cara, nos puede sorprender y aparecer en cualquier momento sin intención.

Fantasear es muy común y justo esa cualidad puede hacer posible aquellos que deseamos y que en la realidad no pasará o no tememos la intención que pase porque solo esta allí para alimentar nuestra imaginación. Las fantasías aportar bienestar sexual como el afrodisíaco que estimula nuestros sentidos.

Lago rosado de Senegal o el peculiar lago Retba - Ciudades con Encanto

Imagínate usando tu juguete erótico favorito en lugares remotos y junto a la persona que deseas, o disfrutando de tu sexualidad de manera alocada, usa lo positivo de esas fantasías que te pueden hacer regresar a un lugar que quieras volver.

Si te descubren teniendo sexo, que importa, es tu fantasía … tú eres el centro.

Las fantasías nos llevan hacía lugares exóticos

Un rotundo sí, se emprenden viajes alucinantes que nos llevan a los lugares más extravagantes o excitantes que nos podamos imaginar, es lo maravilloso de la mente porque puedes estar contextos que ni siquiera existen creados por ti.

Ser creativo nos desconecta de una realidad monótona y agotadora, las fantasía sexuales son tu boleto de escape en un avión que puedes tomar cuando lo quieras.

Personajes y lugares que han inspirado historias de amor - Autofácil

Son experiencias de otra dimensión

Una dimensión alternativa donde todo es igual pero con una sensación de vivencia mágica y también inexplicable, esta situación puede ser muy excitante abres otro portal que te lleva a un mundo de placer sin medida, sin complejos y sin miedo a lo desconocido.

Son muy relajantes y aportan bienestar te ayudan a calmar sensaciones de malestar como el estrés. Los expertos apuntan que fantasear activa partes inconscientes de nuestro cuerpo y mente y también puede ser muy liberadoras, son una terapia de escape que tiene efecto positivo en tu vida.

Viajar con nuestra mente y tener sexo en lugares que no representan nuestro día a día es una ventaja muy atractiva. Un bosque, alguna isla desconocida o cualquier lugar inhóspito, lo que tengas en mente.

Nuestras fantasías se pueden ver alimentadas por nuestra realidad

Las fantasías son algunas veces estimuladas por nuestro entorno y sobre todo por la información que entra a nuestra mente. Una escena de una película que te impacto puede hacerte querer tener experiencias eróticas allí.

Alguna imagen de un lujoso hotel que te haya encantado puede ser el origen para tu próxima fantasía sexual.

Los 25 mejores hoteles de lujo de 2018 - Código Único

Los paisajes hermosos con ambiente romántico donde te veas con tu pareja despiertan emociones vibrantes, ya sea que te veas en el LAGO rosa en Senegal – deslumbrante ambiente – o en el Archipiélago de San Blas en Panamá, todo es posible con el poder de la mente.

Las fantasías sexuales nos pueden llevar a los lugares más paradisíacos del mundo y al despertar o llegar de ese viaje, puede convertirse en tu inspiración en esa meta que quieres convertir en realidad.

Disfruta de esas emociones que tiene para ti el poder de la sexualidad y el erotismo y disfruta del placer que viene de tu mente. no le hace daño a nadie y te libera a ti…

Si lo deseas, puedes dejar un comentario

Asistir es fácil

Necesitas una tienda online

Tenemos la solución a tu medida

Sigue el enlace de la imagen