Estimular los senos también puede traer una excitante recompensa

Una vida sexual feliz es posible si aprendemos a conocer nuestro cuerpo y controlar nuestra mente. La mente y el cuerpo puede ser diferente cada día y si estamos propensos a tener ciertos cambios las maneras de estimularlos también deben cambiar, variar y evitar hacer lo mismo siempre.

El cuerpo femenino tiene muchas zonas erógenas con respuestas que te llevan a la excitación. Al tocar partes de nuestro cuerpo de manera adecuada se puede obtener una excitación que activa nuestro deseo sexual y si le sumamos la atracción hacia la persona tendremos una experiencia erótica muy satisfactoria.

Una de las partes del cuerpo que puedes o te pueden tocar para logran aumentar tu deseo son los senos, esa curva tan hermosa del cuerpo de la mujer y que son una verdadera maravilla de la anatomía humana. Es por esto, que centrarte solo en la parte vaginal puede limitarte hacer siempre lo mismo, explora y dile a tu pareja que active el placer que te ofrece las caricias y el sensual masaje en el pecho.

Toques que producen placer. Exploren juntos sus zonas erógenas ...

Los senos pueden ser acariciados de muchas maneras todo depende del gusto y del conocimiento que tengas sobre que te gusta y que no por ser una zona sensible sobre todo si estas en esos días del mes.

Es una técnica simple pero eficaz

No hay que dejarse llevar por lo rudo del momento – si es lo que os gusta hacer-  tócalas suavemente al sensual estilo de masaje erótico con movimientos que abracen los costados y deja de último el pezón, es uno de los consejos que al seguirlos traerán muchos beneficios, sobre todo placer.

Otro de los movimientos consiste en sostenerlos mientras juegas con tus dedos y puedes jugar con tu lengua besos y así subir la temperatura de poco. Incluye sensaciones de frío o calor para aumentar la excitación. Los orgasmos al tocar el pecho son posibles y verdaderos, tocarlos juntos o por separado hacen del juego de placer un momentos muy ardiente y de conocimiento íntimo.

Al estimular los senos puedes conseguir los orgasmos de pezón, el éxtasis que se obtiene al tocara  esa parte del cuerpo hace que se active la región cerebral que hace que sentimos esa satisfacción sexual.

Existen estimuladores de pecho que actúan con tecnología de succión y gracias a estos juguetes eróticos diseñados para el placer puedes disfrutar de otras maneras muy intensas de llegar al orgasmo sola o en compañía. No solo tiene como propósito el final feliz también aumentan la energía sexual  y aumento de la sensibilidad.

Dale el protagonismo que merece esta zona erógena y experimenta la sensación sublime de la excitación que proviene del pecho

Si lo deseas, puedes dejar un comentario

Asistir es fácil

Necesitas una tienda online

Tenemos la solución a tu medida

Sigue el enlace de la imagen